FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

Si eres un apasionado de la electrónica y la programación, seguramente has escuchado hablar de los FPGA y los microcontroladores. Ambos son componentes fundamentales en el ámbito de la tecnología, pero ¿cuál de ellos es mejor? En este artículo te mostraremos las diferencias entre los FPGA y los microcontroladores y te ayudaremos a entender cuál de ellos es la mejor opción para tus proyectos. Así que prepárate para descubrir las ventajas y desventajas de cada uno y tomar una decisión informada. ¡No te lo pierdas!

Tomar la decisión entre usar una matriz de puertas programables en campo (FPGA) y un microcontrolador para su próximo proyecto puede ser desalentador. Con muchas opiniones dando vueltas en los foros técnicos, no sorprende que se sienta confundido a la hora de elegir la solución adecuada. Los FPGA son circuitos integrados diseñados específicamente para permitir a los usuarios configurar funciones lógicas de hardware de acuerdo con sus necesidades, mientras que los microcontroladores generalmente vienen con partes preconfiguradas de sistemas de control en su interior, ya que fueron diseñados originalmente teniendo en cuenta la movilidad. En esta publicación de blog, exploraremos cómo se comparan estas dos tecnologías y, en última instancia, responderemos la pregunta: ¿cuál es mejor?

¿Qué es un FPGA?

FPGA son las siglas de Field Programmable Gate Array. Los FPGA son chips electrónicos que se pueden personalizar para realizar funciones específicas programándolos.

Contienen una gran cantidad de puertas lógicas y recursos de enrutamiento, lo que les permite configurarse para adaptarse a las necesidades individuales. Esto los convierte en la opción ideal para aplicaciones que requieren personalización y flexibilidad, como las de los sistemas aeroespaciales, automotrices, de automatización industrial y médicos.

El aspecto más ventajoso de la tecnología FPGA es su reprogramabilidad. Significa que no necesita comprar hardware nuevo cada vez que desee cambiar o actualizar la funcionalidad de su aplicación. En su lugar, simplemente reprograma el hardware existente utilizando herramientas de software disponibles de proveedores como Xilinx y Altera, que son los principales actores en el mercado de FPGA.

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

Los FPGA ofrecen una velocidad superior y un bajo consumo de energía en comparación con los microcontroladores o procesadores, lo que los hace ideales para aplicaciones que requieren un alto rendimiento o que necesitan eficiencia energética. Además, son altamente confiables y pueden manejar tareas complejas con facilidad. [1]

¿Qué es un microcontrolador?

Un microcontrolador es un tipo de chip de computadora, típicamente usado en aplicaciones integradas. Se puede considerar como una pequeña computadora en un solo chip.

Los microcontroladores están diseñados para leer y procesar datos de dispositivos externos como sensores, interruptores, botones y motores. Tienen memoria integrada y capacidades de E/S que les permiten controlar estos dispositivos conectados a través de salidas digitales o entradas analógicas. Esto los hace ideales para su uso en proyectos como sistemas de automatización del hogar, robótica, instrumentos médicos, electrónica portátil y controladores industriales.

Ventajas de FPGA

Los FPGA son altamente reconfigurable y puede ser reprogramado rápidamente, permitiéndoles manejar fácilmente tareas que requieren actualizaciones frecuentes. PGA también ofrecen una flexibilidad excepcional en términos de opciones de E/S— pueden soportar múltiples protocolos seriales, así como una variedad de arquitecturas de bus estándar.

Además, los FPGA puede acomodar grandes cantidades de datos de forma rápida y precisa, haciéndolos idóneos para aplicaciones de procesamiento de datos como reconocimiento de imágenes o análisis de transmisión de video. Además, los FPGA son mucho más eficiente energéticamente que sus contrapartes de microcontrolador ya que utilizan solo los bloques lógicos necesarios para completar una tarea específica. Esta complejidad reducida se traduce en costos más bajos y un rendimiento general mejorado.

Finalmente, algunos modelos de FPGA puede alcanzar velocidades de reloj que superan con creces las de los microcontroladores, haciéndolos ideales para aplicaciones exigentes como el procesamiento de señales digitales (DSP). Al utilizar FPGA, los desarrolladores pueden diseñar sistemas con tiempos de latencia más cortos y un mejor rendimiento en tiempo real.

Contras de FPGA

Uno de los mayores inconvenientes del uso de FPGA es la empinada curva de aprendizaje asociados con la programación de ellos. La tecnología también requiere más soporte de hardware que los microcontroladores, como cableado adicional y otros componentes, aumentando los costos de desarrollo.

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

Además, aunque algunos modelos de FPGA puede ser sincronizado mucho más alto que un microcontrolador, por lo general, no son adecuados para aplicaciones de baja potencia, ya que su complejidad aumenta el consumo de energía.

Finalmente, los FPGA tienden a costar sustancialmente más que sus contrapartes de microcontroladores debido a sus capacidades especializadas y mayores requisitos de desarrollo. [2]

Ventajas del microcontrolador

El microcontrolador es la mejor opción para muchas aplicaciones debido a sus ventajas inherentes. Algunas de estas ventajas incluyen:

  • Bajo costo – Los microcontroladores suelen ser mucho menos costosos que los FPGA y se pueden comprar a una fracción del costo.
  • Bajo consumo de energía – Los microcontroladores también consumen menos energía que sus contrapartes FPGA y son más eficientes energéticamente.
  • Programación más fácil – La programación de un microcontrolador se puede hacer con facilidad, ya que generalmente implica menos pasos en comparación con un FPGA. Esto lo hace ideal para principiantes que pueden no tener experiencia con hardware complejo.
  • Versatilidad – Los microcontroladores generalmente pueden manejar una amplia gama de tareas, lo que los hace muy adecuados para aplicaciones que requieren que se completen múltiples tareas.
  • Mejor confiabilidad – Los microcontroladores tienen un mejor historial de confiabilidad que los FPGA, lo que los convierte en una opción más confiable para aplicaciones que requieren un funcionamiento constante.

Contras del microcontrolador

Si bien los microcontroladores tienen una serie de ventajas, también hay algunas desventajas a considerar. Éstas incluyen:

  • Poder de procesamiento limitado – Los microcontroladores normalmente carecen de la potencia de procesamiento que ofrecen los FPGA, por lo que pueden no ser adecuados para aplicaciones que requieren cantidades significativas de datos o cálculos complejos.
  • Menos flexibilidad – En comparación con los FPGA, los microcontroladores son menos flexibles y no se pueden modificar ni reprogramar fácilmente. Esto puede hacerlos inadecuados para aplicaciones en las que pueden ser necesarios cambios frecuentes.
  • Mala escalabilidad – Debido a su poder de procesamiento limitado, es posible que los microcontroladores no se escalen bien con una mayor demanda o complejidad. Si su aplicación necesita más recursos de los que puede proporcionar un microcontrolador, deberá actualizar a un FPGA.

En general, los microcontroladores son una excelente opción para muchas aplicaciones debido a su bajo costo, bajo consumo de energía y facilidad de programación. Sin embargo, si necesita más potencia de procesamiento o flexibilidad, una FPGA puede ser la mejor opción para su aplicación. En última instancia, se trata de comprender sus requisitos y sopesar los pros y los contras de cada opción para tomar la mejor decisión. [3]

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

FPGA frente a microcontrolador: ¿cuál ofrece un rendimiento superior?

Para responder a esta pregunta, es importante comprender la diferencia entre los dos tipos de circuitos integrados. Un microcontrolador (MCU) es un tipo de sistema informático en un chip que integra un procesador y varios periféricos, como RAM, ROM, puertos de E/S y otros circuitos de soporte. Puede ejecutar tareas específicas con un consumo mínimo de energía, lo que lo hace ideal para aplicaciones de bajo costo que requieren capacidades de procesamiento de datos de alta velocidad. Por otro lado, un FPGA (Field Programmable Gate Array) es un circuito integrado reprogramable que ofrece mayor flexibilidad que los MCU pero a un costo inicial mucho más alto.

En cuanto al rendimiento, tanto MCU como FPGA se pueden usar para lograr resultados similares.

Sin embargo, los FPGA tienden a ofrecer un rendimiento superior en términos de velocidad y eficiencia energética con su capacidad de reprogramarse para tareas específicas. Los MCU no se pueden reprogramar y pueden requerir más potencia según la complejidad de la tarea. Además, los sistemas basados ​​en FPGA tienen un costo por operación más económico en comparación con las MCU debido a su alto nivel de reutilización y bajos costos iniciales.

En conclusión, cuando se trata de rendimiento, los FPGA generalmente brindan un mejor rendimiento que los microcontroladores debido a su flexibilidad y menor costo por operación. Si bien las MCU se utilizan a menudo para aplicaciones simples, como controlar motores o luces LED, las FPGA son más adecuadas para tareas complejas que requieren alta velocidad y eficiencia energética. Antes de tomar una decisión, es importante considerar el presupuesto, la complejidad de la tarea y las funciones requeridas antes de elegir un microcontrolador o FPGA.

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

¿Dónde usar un microcontrolador?

Los microcontroladores se utilizan normalmente cuando el proyecto requiere un control de bajo nivel de los dispositivos e incluye una interfaz de usuario. Los microcontroladores también se utilizan a menudo en IoT o proyectos integrados porque tienen un almacenamiento y una capacidad de procesamiento limitados. Estos controladores se pueden programar para realizar tareas simples con recursos de hardware mínimos, lo que los hace ideales para aplicaciones a pequeña escala.

Los ejemplos de posibles usos de los microcontroladores incluyen:

  • Control de acceso a edificios y habitaciones mediante etiquetas RFID
  • Automatización de máquinas industriales a través de sensores y actuadores
  • Interfaz con una computadora para proporcionar interacción hombre-máquina
  • Seguimiento del movimiento vehicular (como la velocidad y la ubicación)
  • Monitoreo de equipos médicos como monitores de frecuencia cardíaca
  • Regulación del consumo de energía en una casa u oficina
  • Riego automático de las plantas y control de la humedad del suelo.

Los microcontroladores son muy útiles para proporcionar lógica básica y control de entrada/salida; sin embargo, tienen algunos inconvenientes que deben ser considerados antes de seleccionarlos como la mejor opción.

Los microcontroladores generalmente requieren más potencia que los FPGA y pueden ser lentos al ejecutar tareas complejas. También producen más calor que los FPGA, lo que puede ser un problema si el sistema necesita operar en un espacio compacto con ventilación limitada. Además, es posible que los microcontroladores no siempre proporcionen la solución más rentable, ya que requieren hardware periférico dedicado, como sensores, lectores RFID y otros componentes de E/S.

Finalmente, puede llevar más tiempo depurar el código en un microcontrolador que en un FPGA. Esto se debe a que los microcontroladores tienen capacidades de depuración limitadas en comparación con sus contrapartes FPGA, que a menudo se pueden programar y depurar directamente en el hardware. [4]

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

¿Dónde usar un FPGA?

Las matrices de puertas programables en campo (FPGA) son circuitos integrados que se pueden programar para realizar tareas específicas, como operaciones lógicas, cálculos aritméticos y procesamiento de datos complejos.

Los FPGA tienen un enorme potencial para una variedad de aplicaciones integradas debido a su flexibilidad, alta velocidad y bajo consumo de energía. Sin embargo, los dispositivos FPGA no son adecuados para todos los usos; hay ciertos casos en los que usar un microcontrolador es la mejor opción.

En general, los FPGA deben usarse cuando:

  • Necesita crear sistemas digitales complicados con capacidades informáticas de alto rendimiento: La memoria integrada y los potentes procesadores permiten que las FPGA manejen diseños digitales complejos de forma rápida y precisa. Esto los hace ideales para aplicaciones como procesamiento de señales y reconocimiento de imágenes que requieren computación de alta velocidad.
  • Necesita baja potencia y baja latencia: Los FPGA suelen ser más eficientes que los microcontroladores cuando se trata de consumo de energía y velocidades de respuesta, lo que los hace ideales para aplicaciones móviles u otras situaciones en las que necesita conservar energía y responder rápidamente a la entrada del usuario.
  • Necesitas diseños reconfigurables: Debido a que los FPGA se pueden reprogramar después de su implementación, son perfectos para entornos cambiantes, como dispositivos médicos que pueden necesitar algoritmos actualizados con frecuencia o sensores que deben adaptarse a diferentes condiciones a lo largo del tiempo.
  • Tienes los recursos disponibles: El diseño de un sistema personalizado utilizando un FPGA requiere recursos significativos (tiempo, dinero y experiencia) para completar el diseño. Los FPGA también son más caros que los microcontroladores, así que asegúrese de estar preparado para esa inversión antes de optar por esta opción.

En última instancia, es importante sopesar todos los factores al elegir entre un FPGA o un microcontrolador. Ambos tienen sus propias fortalezas y debilidades, y comprender cómo podrían encajar en su aplicación específica puede ser clave para seleccionar la solución adecuada. [5]

¿Cómo usar un microcontrolador?

Generalmente, usar un microcontrolador es mucho más simple que usar un FPGA. Los microcontroladores generalmente se programan con un entorno de desarrollo integrado (IDE) como Arduino o Microchip Studio, y estos programas permiten al usuario escribir código para el microcontrolador en lenguajes como C/C++. Este código se puede compilar, cargar en la memoria del microcontrolador y ejecutar en el encendido.

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

La interfaz de usuario de un microcontrolador suele ser mucho más sencilla que la de un FPGA. Los microcontroladores pueden presentar pines de E/S que les permiten comunicarse con hardware o sensores externos, pero también pueden incluir otros periféricos como Pantallas LCD, botones, potenciómetros, UARTs y más. Esto facilita la creación rápida de una aplicación funcional con un mínimo de componentes de hardware adicionales.

En resumen, los microcontroladores ofrecen una experiencia de programación más sencilla que los FPGA y, a menudo, pueden proporcionar un rendimiento adecuado para aplicaciones más sencillas. También suelen ser menos costosos que los FPGA y tienen un tiempo de desarrollo más corto debido a su sencilla interfaz de usuario. Sin embargo, cuando se trata de aplicaciones complejas o de alto rendimiento, una FPGA puede ser la mejor opción.

¿Cómo usar un FPGA?

Los FPGA son dispositivos extremadamente versátiles y potentes, pero pueden ser difíciles de usar. Afortunadamente, hay muchos recursos disponibles para ayudarlo a comenzar con el desarrollo de FPGA.

El primer paso es elegir la FPGA adecuada para su proyecto. Hay muchos tipos diferentes de FPGA disponibles en el mercado, por lo que es importante determinar qué características y funciones necesita para lograr sus objetivos. Una vez que haya seleccionado un dispositivo apropiado, necesitará una forma de programarlo. Por lo general, hace esto creando archivos de diseño de hardware utilizando lenguajes de descripción de hardware como Verilog o VHDL. Después de crear los archivos de diseño, estos deben compilarse en un formato de flujo de bits que se pueda cargar en la FPGA.

Una vez que su FPGA esté programado, deberá conectarlo con otros componentes para poder utilizar sus funciones. Se puede hacer usando una variedad de métodos, como usar un microcontrolador o escribir un código lógico personalizado en HDL. También es posible que deba escribir programas de software o controladores adicionales para aprovechar al máximo las capacidades de su FPGA.

Finalmente, es importante tener en cuenta que, si bien los FPGA son dispositivos potentes y capaces, requieren conocimientos y experiencia especializados para aprovecharlos al máximo. Si recién está comenzando con los FPGA, se recomienda que considere tomar una clase o un taller sobre el tema, ya que a menudo es la mejor manera de aprender. Además, existen muchos foros y comunidades en línea activas dedicadas al desarrollo de FPGA que pueden brindar apoyo y orientación adicionales. [6]

FPGA vs Microcontrolador: Costo

Al considerar el costo de un FPGA frente a un microcontrolador, es importante tener en cuenta todos los componentes. Un FPGA puede requerir hardware adicional o placas de desarrollo para implementar un diseño, mientras que un microcontrolador generalmente contiene todo lo que necesita para proyectos básicos. El costo real del dispositivo es solo una parte de la ecuación: las licencias de software, las herramientas de programación y el tiempo de desarrollo también deben tenerse en cuenta al comparar los costos entre estas dos tecnologías.

FPGA tienden a tener costos iniciales más altos que los microcontroladores, pero a menudo pueden ofrecer un mayor rendimiento. Además, se pueden reprogramar y reutilizar, lo que reduce su costo total de propiedad con el tiempo; esto los convierte en excelentes soluciones para aplicaciones con ciclos de vida prolongados.

microcontroladores, por otro lado, suelen ser más asequibles en términos de costo inicial y se pueden programar rápidamente con una sobrecarga mínima. También ofrecen una amplia gama de periféricos y funciones que los hacen ideales para proyectos de bajo consumo. Sin embargo, a menudo carecen de la flexibilidad y el rendimiento de los FPGA cuando se trata de aplicaciones grandes o complejas.

En última instancia, ambas tecnologías tienen sus ventajas y desventajas: elegir entre un FPGA y un microcontrolador dependerá de los requisitos y el presupuesto específicos de su proyecto. ¡Considere cuidadosamente todos los componentes antes de tomar la mejor decisión para su aplicación!

Cómo son similares

Aunque los FPGA y los microcontroladores son diseños completamente diferentes, ambos comparten algunas similitudes. Por un lado, ambos están diseñados para usarse en sistemas integrados y pueden proporcionar funciones programables. Ambos también tienen su propio lenguaje de programación, lo que permite al usuario personalizar su diseño.

Además, ambos utilizan la memoria para almacenar datos e instrucciones, aunque los FPGA generalmente requieren RAM externa, mientras que los microcontroladores dependen principalmente de RAM interna.

Ambos dispositivos pueden ofrecer una variedad de beneficios de rendimiento según la aplicación. Por ejemplo, a menudo se prefieren los FPGA si se necesita una reconfigurabilidad rápida o si se deben manejar rápidamente grandes cantidades de lógica compleja. Por otro lado, los microcontroladores pueden ser más adecuados cuando se desea un bajo consumo de energía y un tamaño físico pequeño.

FPGA vs. Microcontrolador: ¿Cuál es mejor?

Al final, es importante sopesar sus necesidades al decidir entre un FPGA y un microcontrolador. Si bien ambos dispositivos pueden ofrecer algunas capacidades similares, es posible que no siempre sean adecuados para la misma aplicación. Es importante comprender los pros y los contras de cada dispositivo para tomar una decisión informada sobre cuál es mejor para su proyecto. [7]

¿Cual es mejor?

La respuesta a esta pregunta depende de los requisitos específicos de la aplicación. Tanto los FPGA como los microcontroladores tienen fortalezas y debilidades que los hacen más adecuados para diferentes tipos de aplicaciones.

Los FPGA son preferibles para proyectos complejos y de alto nivel que requieren más potencia de procesamiento, flexibilidad, escalabilidad y rendimiento de lo que puede proporcionar un microcontrolador. Los FPGA sobresalen en áreas como procesamiento de señales, sistemas de comunicación y criptografía. También ofrecen una capacidad de reconfiguración superior en comparación con los microcontroladores, lo que significa que se pueden reprogramar en hardware en lugar de depender únicamente de los cambios de software.

Se prefieren los microcontroladores para proyectos más pequeños que no requieren tanta potencia o flexibilidad como proporciona un FPGA. Los microcontroladores tienen la ventaja de ser más rentables y tener un menor consumo de energía que los FPGA. También son más fáciles de programar y se pueden usar para proyectos más simples, como controlar motores o leer sensores.

En conclusión, es importante considerar los requisitos específicos de su aplicación al elegir entre un FPGA y un microcontrolador. Si necesita flexibilidad y poder de procesamiento complejo, entonces un FPGA es la mejor opción. Por otro lado, si no requiere tanta fuerza y ​​complejidad, entonces un microcontrolador podría ser la elección correcta. En última instancia, comprender sus necesidades y sopesar ambas opciones cuidadosamente lo ayudará a encontrar la mejor solución para su proyecto.

Microprocesador vs. microcontrolador

Los microprocesadores y los microcontroladores son circuitos integrados (IC) que se utilizan en los sistemas integrados.

Ambos componentes son esenciales para una variedad de aplicaciones, desde robótica y drones hasta dispositivos médicos y productos electrónicos de consumo. La elección entre un microprocesador o un microcontrolador depende en gran medida de los requisitos específicos de la aplicación.

Cuando se trata de elegir entre un microprocesador o un microcontrolador, es importante conocer la diferencia entre ellos. Un microprocesador generalmente se usa para aplicaciones de propósito más general, como tareas informáticas, mientras que un microcontrolador está diseñado para tareas dedicadas que requieren un consumo de energía muy bajo y tiempos de respuesta rápidos. Los microprocesadores pueden procesar datos a velocidades mucho más altas que los microcontroladores, pero requieren más energía y, por lo tanto, son menos adecuados para aplicaciones alimentadas por batería. Los microcontroladores, por otro lado, están optimizados para un bajo consumo de energía y pueden proporcionar un mayor rendimiento a un costo menor en comparación con los microprocesadores.

Preguntas más frecuentes

¿Son los FPGA más rápidos que los microcontroladores?

Respuesta: Depende de la tarea. En general, los FPGA son más adecuados para ejecutar operaciones en paralelo y ejecutar múltiples tareas al mismo tiempo, mientras que los microcontroladores son mejores para funciones de bajo nivel, como el procesamiento y control de datos básicos.

¿FPGA reemplazará a los microcontroladores?

La respuesta a esta pregunta es complicada. Por un lado, los FPGA ofrecen una gran flexibilidad y reconfigurabilidad que un microcontrolador simplemente no puede igualar. También son mucho más potentes en términos de velocidad y complejidad de los cálculos que pueden manejar. Además, los FPGA a menudo cuestan menos que la cantidad equivalente de potencia informática obtenida de un microcontrolador. Por otro lado, la programación de FPGA puede ser difícil y llevar mucho tiempo en comparación con los microcontroladores que generalmente vienen con bibliotecas preescritas que permiten una rápida integración y desarrollo de aplicaciones. Además, debido a su poder computacional, los FPGA requieren grandes cantidades de energía en comparación con los microcontroladores y pueden sufrir problemas de confiabilidad si no se enfrían o mantienen adecuadamente.

¿Es un FPGA mejor que Arduino?

Realmente depende de la aplicación. Para tareas más sencillas, un microcontrolador como Arduino puede proporcionar una solución adecuada. Por otro lado, si se requieren cálculos más complejos o reconfigurabilidad, una FPGA puede ser una mejor opción. Además, los FPGA suelen ser más potentes que los Arduino y, por lo tanto, pueden manejar cálculos más complicados en menos tiempo. En algunos casos, el tiempo de desarrollo asociado con la programación de un FPGA puede ser prohibitivamente largo en comparación con el uso de un Arduino que ya tiene muchas bibliotecas preescritas disponibles para su uso. En última instancia, todo se reduce a lo que requiere su proyecto y al análisis de costo vs beneficio.

¿Cuál es una gran desventaja de un FPGA?

Una de las mayores desventajas de un FPGA es su alto consumo de energía. Los FPGA requieren grandes cantidades de energía para funcionar, lo que puede generar problemas de confiabilidad si no se enfría o mantiene adecuadamente. Además, la programación de un FPGA puede ser compleja y llevar mucho tiempo en comparación con un microcontrolador como Arduino, que viene con bibliotecas preescritas que permiten una rápida integración y desarrollo de aplicaciones. En última instancia, todo se reduce a lo que requiere su proyecto y al análisis de costo vs beneficio.

Video Útil: FPGA vs. Microcontrolador: Cómo elegir el adecuado para tu proyecto

Conclusión

En última instancia, la decisión de utilizar un FPGA o un microcontrolador está determinada en gran medida por la aplicación en cuestión. Si el objetivo es procesar datos y ejecutar instrucciones rápidamente, entonces un FPGA puede ser la mejor opción; sin embargo, si el objetivo es una producción de alto volumen y bajo costo, entonces un microcontrolador podría ser la opción correcta. En la mayoría de los casos, alguna combinación de ambas soluciones puede proporcionar la mejor solución general para cualquier proyecto determinado. En última instancia, depende de cuáles sean sus necesidades específicas y cómo desea equilibrar el costo y el rendimiento. Al comprender sus respectivas ventajas y desventajas, los desarrolladores pueden tomar una decisión informada al elegir entre FPGA y microcontroladores para sus proyectos.

Referencias

  1. https://www.mclpcb.com/blog/fpga-vs-microcontroller/
  2. https://www.ourpcb.com/fpga-vs-microcontrolador.html
  3. https://www.totalphase.com/blog/2021/04/comparing-fpga-vs-microcontroller/
  4. https://www.ourpcb.com/fpga-vs-microcontrolador.html
  5. https://www.tronicszone.com/blog/fpga-vs-microcontrolador/
  6. https://hardwarebee.com/fpga-vs-microcontroller-what-to-choose/
  7. https://www.wellpcb.com/fpga-vs-microcontrolador.html

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link