¿Qué es una resistencia fusible?

¿Alguna vez has escuchado hablar de las resistencias fusibles? En el mundo de la electrónica, estos componentes son esenciales para proteger equipos y dispositivos de sobrecargas y cortocircuitos. Pero, ¿realmente sabes qué son y cómo funcionan? En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre las resistencias fusibles y su importancia en la industria electrónica. ¡No te lo pierdas!

¿Alguna vez ha sentido curiosidad por el intrincado funcionamiento de los equipos eléctricos de su hogar? ¿O qué sucede detrás de escena de una instalación industrial para mantener sus operaciones? Bueno, un componente crucial que juega un papel en estos escenarios se conoce como resistencia fusible. Las resistencias fusibles son esenciales para regular y controlar de manera segura la corriente eléctrica dentro de cualquier electrodoméstico o estructura. En esta publicación de blog, exploraremos algunos conceptos básicos sobre las resistencias fusibles y por qué su rendimiento es tan importante.

Contenido

¿Qué es una resistencia fusible?

Una resistencia fusible es un componente eléctrico que combina las características operativas de una resistencia con las cualidades de protección de un fusible.

Básicamente actúa como un fusible, pero no requiere reemplazo manual después de que se dispare. Las resistencias fusibles están diseñadas para activarse cuando se exponen a niveles de corriente anormales, proporcionando protección contra cortocircuitos para componentes electrónicos sensibles. Se pueden usar en muchas aplicaciones, como protección contra sobrecorriente para fuentes de alimentación, circuitos de control de motores, reguladores ajustables e inversores. Las resistencias fusibles están disponibles en varios tamaños y valores de resistencia, por lo que se pueden adaptar para satisfacer necesidades específicas. [1]

¿Qué es una resistencia fusible?

¿Cómo>

Las resistencias fusibles están diseñadas para proteger los circuitos de condiciones de sobretensión. Funcionan actuando como un fusible, que se abrirá cuando el voltaje exceda su valor nominal. Esto evita que se produzcan más daños en el circuito debido a un flujo de corriente excesivo. Cuando la resistencia se abre, interrumpe la alimentación del circuito y evita que fluya más corriente. Esto asegura que no se dañen más los componentes del circuito y ayuda a prevenir incendios causados ​​por circuitos sobrecargados.

Para que una resistencia fusible funcione correctamente, debe tener el tamaño adecuado para la aplicación en la que se utiliza. Por lo general, estas resistencias tendrán clasificaciones de vataje más bajas que otros tipos de resistencias porque solo están diseñadas para manejar corrientes hasta su valor nominal. Esto asegura que se abrirán antes de que el circuito se dañe por un flujo de corriente excesivo. Una vez que se ha abierto una resistencia fusible, debe reemplazarse por una del mismo valor nominal y tamaño para mantener el circuito seguro.

Las resistencias fusibles se usan comúnmente en aplicaciones automotrices, de electrodomésticos, informáticas y otras donde el control de voltaje es importante. Pueden proporcionar una forma eficaz de proteger los circuitos de daños eléctricos y, al mismo tiempo, proporcionar facilidad de uso para los instaladores y el personal de mantenimiento. Al tener una resistencia fusible instalada en un circuito, los usuarios pueden estar seguros de que cualquier condición de sobrevoltaje se detectará rápidamente y se evitará antes de que se dañen más los componentes o el cableado.

Ventajas de las resistencias fusibles

Las resistencias fusibles tienen una serie de ventajas, que incluyen:

  • Menor costo y mayor confiabilidad. Las resistencias fusibles suelen ser más baratas y más confiables que sus contrapartes no fusibles, lo que las convierte en una opción atractiva para aplicaciones de gran volumen.
  • Disipación de potencia reducida. Las resistencias fusibles disipan menos energía que las resistencias normales, lo que puede ayudar a reducir la acumulación de calor en un circuito y facilitar el logro de los objetivos de gestión térmica.
  • Protección contra sobrecargas. Las resistencias fusibles están diseñadas para fallar de manera segura cuando están expuestas a cargas de corriente o voltaje excesivas, protegiendo los componentes sensibles del daño causado por sobrecargas o cortocircuitos.
  • Facilidad de instalación. Las resistencias fusibles suelen ser más pequeñas que otros tipos de resistencias, lo que las hace más fáciles de instalar en espacios reducidos y en placas de circuito abarrotadas.
  • Reemplazo sencillo. En caso de falla, las resistencias fusibles se pueden reemplazar fácilmente sin necesidad de herramientas o habilidades especiales. Esto facilita el restablecimiento de un circuito después de que se haya producido una sobrecarga o un cortocircuito.

¿Qué es una resistencia fusible?

En general, las resistencias fusibles ofrecen muchas ventajas para los circuitos que necesitan una protección confiable contra sobrecargas o altos niveles de disipación de energía. Son rentables y fáciles de usar, lo que los convierte en una opción atractiva para muchas aplicaciones. [2]

Desventajas de las resistencias fusibles

  • Las resistencias fusibles solo se pueden usar una vez; deben ser reemplazados después de que se hayan fundido.
  • No son tan precisos como otros tipos de resistencias, por lo que no son adecuados para su uso en circuitos de precisión.
  • Debido a que dependen de una propiedad física (fusión) para funcionar, las resistencias fusibles reaccionan lentamente en comparación con otros tipos de dispositivos de protección contra sobrecorriente. Esto puede provocar daños en el circuito antes de que se funda el fusible.
  • Son relativamente caros en comparación con otros tipos de resistencias.
  • Las resistencias fusibles también pueden verse afectadas por variables ambientales como la temperatura y la humedad, lo que podría hacer que se fundan inesperadamente.
  • No son adecuados para su uso en aplicaciones de alta potencia debido a su capacidad limitada para manejar grandes corrientes. Esto significa que normalmente se usan solo en circuitos de baja potencia.

En general, las resistencias fusibles son una forma confiable de proteger los circuitos de los daños causados ​​por una sobrecorriente, pero tienen ciertas limitaciones y desventajas que deben tenerse en cuenta al seleccionarlas para usarlas en un circuito. Al comprender las ventajas y desventajas de usar resistencias fusibles, puede elegir la mejor opción para su aplicación. [3]

Símbolo de resistencia fusible

La resistencia fusible o el símbolo del fusible es un círculo con 2 líneas verticales que lo atraviesan. Por lo general, se usa para denotar un componente que protegerá el circuito de daños debido a condiciones de sobrecorriente. Una resistencia fusible tiene dos terminales y cuando pasa una corriente excesiva a través de ella, el componente se ‘quema’ y se abre, lo que hace que la corriente se limite para evitar daños mayores. Los fusibles se usan comúnmente en circuitos que involucran grandes corrientes y altos voltajes, pero también se pueden encontrar en otras aplicaciones.

Los fusibles vienen en diferentes tamaños según su clasificación de corriente y tensión, por lo que deben elegirse cuidadosamente de acuerdo con la aplicación para la que se utilizan. Además, algunas resistencias también tienen características de protección térmica que limitan la cantidad de calor que pueden soportar antes de dispararse. Esto ayuda a proteger los componentes y otros dispositivos del sobrecalentamiento.

¿Qué es una resistencia fusible?

Al instalar una resistencia fusible, es importante asegurarse de que la clasificación actual coincida con la carga esperada y que todas las características de seguridad estén habilitadas. También debe colocarse en un lugar de fácil acceso para reemplazarlo fácilmente si es necesario. Finalmente, todo el cableado debe realizarse de acuerdo con las especificaciones del fabricante para garantizar un rendimiento óptimo.

Las resistencias fusibles son componentes útiles para proteger los circuitos de daños debido a condiciones de sobrecorriente y pueden ayudar a prolongar su vida útil al evitar que ocurran fallas catastróficas. Deben elegirse con cuidado e instalarse correctamente para brindar la protección adecuada a su circuito o dispositivo.

Resistencia fusible frente a fusible

Las resistencias fusibles y los fusibles son dispositivos que se utilizan para proteger los circuitos eléctricos y los componentes contra sobrecargas. El fusible es la opción tradicional para la mayoría de las aplicaciones de protección de circuitos, mientras que una resistencia fusible se utiliza más a menudo como un dispositivo de protección complementario o alternativo.

La principal diferencia entre las resistencias fusibles y los fusibles es que los fusibles actúan como un interruptor abierto cuando se disparan, lo que interrumpe el flujo de energía, mientras que una resistencia fusible aún proporciona cierta resistencia a la corriente que pasa a través de ella, incluso después de que se haya disparado. Esto permite una caída de voltaje mucho menor en la resistencia que con un fusible y puede ayudar a reducir la tensión en el sistema eléctrico en ciertas aplicaciones.

Además, a diferencia de los fusibles convencionales, las resistencias fusibles se pueden restablecer después de que se haya eliminado la falla, lo que permite una mayor confiabilidad cuando se trata de sobrecorrientes frecuentes. Sin embargo, una desventaja de las resistencias fusibles es que pueden tardar en dispararse en comparación con los fusibles y es posible que no brinden la protección adecuada contra sobretensiones rápidas o picos de corriente.

Para la mayoría de las aplicaciones, una combinación de fusibles y resistencias fusibles proporcionará el mayor nivel de protección del circuito y al mismo tiempo mantendrá un nivel aceptable de rendimiento. Es importante evaluar cada aplicación cuidadosamente y utilizar ambos componentes cuando corresponda. [4]

Cálculo de resistencias fusibles

Una resistencia fusible es un componente eléctrico que incluye un elemento resistivo y un fusible, lo que permite calcular la cantidad de corriente o voltaje que el dispositivo puede administrar de manera segura.

La resistencia del dispositivo dependerá de su diseño, pero en términos generales, cuanto mayor sea el valor de la resistencia, mayor será la sobrecarga que se puede tolerar.

Al calcular la cantidad de energía que puede manejar una resistencia fusible, es importante tener en cuenta no solo su valor de resistencia, sino también su voltaje nominal y su sobretensión máxima. Por ejemplo, si un dispositivo tiene una resistencia de 10 ohmios a 250 voltios con una sobretensión nominal de 200 amperios, entonces sería capaz de manejar hasta 20 kilovatios (kW) de energía. Para asegurarse de que el dispositivo pueda manejar con seguridad una carga determinada, es importante asegurarse de que su clasificación de sobretensión sea al menos 5 veces mayor que la cantidad de energía que debe administrar.

¿Qué es una resistencia fusible?

Al>

Las resistencias fusibles son un componente importante de muchos sistemas eléctricos y se pueden usar para proteger los componentes de daños debido a una corriente o voltaje excesivos y también para limitar la cantidad de energía que suministra un circuito.

Aplicaciones de resistencias fusibles

Las resistencias fusibles se utilizan en una variedad de aplicaciones en electrónica. Se pueden usar para proteger los circuitos de grandes sobretensiones o picos, como los causados ​​por cortes de energía, o de cortocircuitos debido a cableado o tableros de circuitos dañados. También se pueden emplear para proporcionar una forma sencilla de reparar circuitos abiertos sin tener que desmontar completamente el dispositivo.

Tipos de resistencias

Las resistencias se dividen en dos categorías distintas en función de sus características individuales: resistencias fusibles y resistencias no fusibles.

Las resistencias fusibles contienen un elemento de resistencia especial que está diseñado para derretirse bajo ciertas condiciones de sobrecarga o cortocircuito, interrumpiendo el flujo de corriente eléctrica en el proceso. Esta capacidad de «fusión» de estos componentes los hace ideales para su uso en entornos peligrosos donde las chispas de los cortocircuitos eléctricos pueden ser peligrosas.

Las resistencias no fusibles, por otro lado, no contienen ningún elemento que pueda fusionarse en condiciones extremas; en cambio, están diseñados con clasificaciones de vataje más altas que les permiten manejar altos niveles de corriente sin fallar. El tipo más común de resistencia no fusible es la resistencia de película de carbono, que es una película delgada de carbono intercalada entre dos placas de metal. Este tipo de componente es muy utilizado en circuitos eléctricos debido a su bajo coste y fiabilidad.

Para garantizar un rendimiento óptimo, es importante elegir el tipo correcto de resistencia para cualquier aplicación determinada. Las diferentes resistencias están diseñadas con diferentes clasificaciones de potencia, por lo que si una aplicación requiere una potencia mayor que la clasificación estándar, el uso de un componente no fusible puede ser la mejor opción para la seguridad y la durabilidad. Por otro lado, si una aplicación tiene requisitos de flujo de corriente relativamente bajos, sería más apropiado usar una resistencia con fusible, ya que puede proporcionar una protección adecuada contra cortocircuitos sin sacrificar demasiado en términos de valor de resistencia. [5]

¿Qué es una resistencia fusible?

¿Dónde>

Las resistencias fusibles están fácilmente disponibles y se pueden comprar en muchos ferreterías o tiendas de electrónica. En línea, también están ampliamente disponibles con una variedad de tamaños, formas y características. Es importante seleccionar la resistencia apropiada para su aplicación; por lo tanto, antes de comprar, asegúrese de comprender todos sus requisitos técnicos. Asegúrese de comprar a un proveedor de confianza, ya que es posible que los componentes de baja calidad no resistan el flujo de corriente con el tiempo.

Además, verifique dos veces las especificaciones en la hoja de datos del fabricante antes de comprar. Con una selección e instalación adecuadas, las resistencias fusibles brindarán servicios confiables en aplicaciones que requieran protección contra sobrecargas en los años venideros.

Desafíos de resistencias fusibles

Las resistencias fusibles tienen algunos desafíos importantes. Están limitados en su capacidad de carga actual y no se pueden utilizar para aplicaciones de alta potencia. Además, la clasificación de bajo voltaje de la mayoría de las resistencias fusibles no permite que se utilicen para aplicaciones de alto voltaje. Además, el pequeño tamaño físico limita su rango de frecuencia de trabajo.

Finalmente, el costo de las resistencias fusibles puede hacerlas prohibitivamente costosas para muchas aplicaciones. Por estas razones, a menudo se reemplazan por otros componentes o dispositivos cuando un circuito debe manejar niveles de potencia más altos u operar en un rango de frecuencias más amplio que el que se puede lograr con una resistencia fusible.

En general, si bien las resistencias fusibles pueden ofrecer ventajas sobre otros componentes electrónicos en ciertas aplicaciones, es importante conocer las limitaciones y las posibles alternativas. Al seleccionar una resistencia fusible para una aplicación en particular, es aconsejable considerar todas las opciones disponibles y sopesar cuidadosamente sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué es una resistencia fusible?

Para aplicaciones que requieren alta potencia, amplio rango de frecuencia o niveles de alto voltaje, otros componentes como MOV o diodos TVS pueden proporcionar un rendimiento y una durabilidad superiores. Para estas situaciones, tiene sentido explorar todas las opciones disponibles antes de tomar una decisión final. Si lo hace, puede ayudar a garantizar que se ha hecho la mejor elección para la aplicación en particular en cuestión. [6]

Preguntas más frecuentes

¿Cómo saber si una resistencia es fusible?

Si su resistencia está etiquetada como fusible, tiene un valor de resistencia mucho más alto que las resistencias normales. Esto le permite actuar como un dispositivo de protección contra sobrecorriente y romperá el circuito si pasa demasiada corriente a través de él. La mayor resistencia también los hace incómodos al tacto debido a su generación de calor. Además, un indicador visual puede estar presente en la resistencia que puede significar que la resistencia es realmente fusible.

¿Qué tipo de aplicaciones utilizan resistencias fusibles?

Las resistencias fusibles se utilizan en varios circuitos y aplicaciones donde se requiere o se desea protección contra sobrecarga. Algunos ejemplos incluyen electrónica automotriz, electrodomésticos, herramientas eléctricas, sistemas de iluminación LED e incluso maquinaria industrial. Se utilizan más comúnmente en circuitos que contienen transistores de alta potencia y otros componentes que requieren protección contra sobretensiones. Las resistencias fusibles también se utilizan en los sistemas de audio, ya que brindan una mayor protección contra sobretensiones o cortocircuitos en comparación con las resistencias tradicionales.

¿Qué debe tener en cuenta al seleccionar una resistencia fusible?

Al seleccionar una resistencia con fusible, es importante tener en cuenta el tipo de carga que utilizará, la corriente y el voltaje máximos de su circuito y cualquier condición ambiental a la que pueda estar expuesta su aplicación. Además, algunos tipos de resistencias fusibles tienen varias características, como resistencia dependiente de la temperatura para controlar la temperatura de funcionamiento o protección térmica para mayor seguridad. Es importante asegurarse de que el producto que seleccione se ajuste a todos sus requisitos antes de realizar una compra.

¿Qué problemas pueden aparecer?

Las resistencias fusibles pueden fallar por una variedad de razones. El calor excesivo es la causa más común, pero otros factores como golpes mecánicos, vibraciones o humedad también pueden contribuir a una falla. Si pasa demasiada corriente a través de la resistencia, se sobrecalentará y podría incendiarse. De manera similar, si la resistencia se coloca demasiado cerca de un material conductor de electricidad, puede ocurrir un cortocircuito. El resultado de cualquiera de estos escenarios podría ser un daño catastrófico tanto para el dispositivo como para su cableado.

Además, si el fusible está defectuoso o no está clasificado correctamente para la aplicación, puede funcionar mal y causar problemas en su sistema. Por lo tanto, es importante asegurarse de que todas las resistencias fusibles sean piezas de alta calidad con clasificaciones precisas que proporcionen una protección confiable para su dispositivo.

¿Puedo reemplazar una resistencia fusible con una resistencia normal?

No, no puede reemplazar una resistencia fusible con una resistencia normal. Una resistencia fusible tiene características que le permiten quemar o desconectar de forma segura un circuito eléctrico cuando se sobrecarga. Esto brinda protección contra corrientes peligrosas y ayuda a prevenir incendios en dispositivos electrónicos. Las resistencias normales no tienen esta capacidad y, por lo tanto, no deben usarse como sustituto de una resistencia fusible. Es importante usar el tipo correcto de componente en cualquier circuito dado para garantizar la seguridad y la confiabilidad.

¿Se utilizan resistencias como fusibles?

Sí, las resistencias se pueden usar como fusibles. Este tipo de componente se conoce como resistencia fusible. Las resistencias fusibles se componen de alambre enrollado alrededor de un núcleo no conductor y revestido de un material aislante como epoxi o cerámica. Cuando la corriente que pasa a través de la resistencia excede su valor nominal, hace que se acumule calor internamente, lo que eventualmente derrite el aislamiento del núcleo de metal y rompe el circuito. Esto evita que fluya más corriente y protege los componentes conectados aguas abajo de daños por sobrecargas. Las resistencias fusibles tienen muchos usos, incluida la protección de circuitos, la limitación de potencia, la supresión de corriente de irrupción, la protección contra sobretensiones y más. Todas estas aplicaciones los convierten en componentes valiosos para varios circuitos y sistemas eléctricos.

¿Cuál es el código de color de una resistencia fusible?

El código de color de una resistencia fusible generalmente consta de 4 o 5 bandas. En la primera banda, normalmente hay una indicación de si se trata de una resistencia fusible o no, como «F» para fusible. La segunda y tercera bandas indican el valor de la resistencia en ohmios; la cuarta banda indica tolerancia (±5%, ±10%, etc.). Finalmente, la quinta banda tiene una franja negra o roja para indicar la potencia nominal. Por ejemplo, un código de color común utilizado en la mayoría de las resistencias fusibles es F68K-1/2W, lo que indica que es una resistencia fusible con 68K ohmios de resistencia y 1/2 vatio de potencia nominal. Además de estos códigos estándar de 5 bandas, las resistencias fusibles también pueden tener códigos de colores más especializados que se usan para aplicaciones específicas.

¿Cuáles son los cuatro tipos de resistencias?

Los cuatro tipos de resistencias son de composición de carbono, bobinadas, de película metálica y fusibles. Las resistencias de composición de carbono están hechas de una mezcla de carbón en polvo y grafito. Las resistencias bobinadas tienen un cable aislado enrollado alrededor de un núcleo cerámico. Las resistencias de película metálica utilizan una fina capa de metal depositada sobre un material base aislante para crear su resistencia. Las resistencias fusibles están diseñadas con un fusible reiniciable de bajo valor dentro de la resistencia que se abrirá cuando la corriente exceda su valor nominal. Esto ayuda a proteger los componentes del circuito de daños debido a sobrecorriente o cortocircuitos.

Video útil: Resistencia de fusibles | Valor de la resistencia del fusible

Conclusión

Las resistencias fusibles son una característica de seguridad importante en los equipos eléctricos, ya que protegen contra sobrecargas de corriente peligrosas que podrían provocar incendios u otros daños. Son ventajosos porque a menudo son más baratos que otros tipos de dispositivos de protección de circuitos y pueden reaccionar rápidamente a los cortocircuitos sin necesidad de una fuente de alimentación adicional. Se debe tener cuidado al seleccionar la resistencia fusible adecuada para una aplicación en particular, ya que una resistencia muy pequeña puede permitir corrientes altas que pueden causar daños. El valor de la resistencia también debe adaptarse a las corrientes de funcionamiento normales máximas del sistema para garantizar un funcionamiento adecuado sin riesgo de disparos intempestivos. En general, las resistencias fusibles brindan una solución fácil de usar para brindar protección al circuito contra situaciones de sobrecorriente.

Referencias

  1. https://www.elprocus.com/resistor-fusible/
  2. https://circuitspedia.com/what-is-fusible-resistor-or-fuse-resistor/
  3. https://www.icrfq.net/resistor-fusible/
  4. https://passive-components.eu/fusible-resistors-vs-fuses-key-differences-explained/
  5. https://www.aillen.com/news-events/what-is-a-fusible-resistor.html
  6. https://www.powerelectronictips.com/fusible-resistors-vs-fuses-faq/
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link